Andalucía reclama una PAC con menor carga burocrática y que apoye al joven agricultor para fijar población al territorio

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha participado en Madrid en el Consejo Consultivo de Agricultura para Asuntos Comunitarios, en el que las comunidades autónomas y el Gobierno central han seguido definiendo la postura española de cara a la futura Política Agrícola Común (PAC) post 2020. Entre las reclamaciones de Andalucía están una disminución de la carga burocrática para hacer más sencilla la PAC y dar prioridad a la incorporación de los jóvenes agricultores y de las mujeres a la actividad agraria para evitar el despoblamiento del medio rural, así como la necesidad de reforzar el papel de los agricultores pluriactivos, aquellos que no tienen en la agricultura su actividad principal.

En cuanto a la simplificación, Sánchez Haro ha abogado por “eliminar pasos y requisitos que aumentan la burocracia” de los Planes Estratégicos que van a establecer los objetivos y prioridades de la futura PAC. Desde su punto de vista, el sistema de evaluación y seguimiento de dichos planes “es bastante complejo, con la realización de informes de forma continua” y la obligación de cumplimentar de forma reiterativa una documentación que ya se ha aportado.

Por lo que respecta a los jóvenes agricultores, “el apoyo lo consideramos crucial en la lucha contra el despoblamiento. Por tanto debe ser transversal a toda la PAC”, es decir, debe estar presente tanto en el Primer Pilar (ayudas directas) como el Segundo (fondos para el desarrollo rural). “Para ello se deben articular definiciones comunes a los dos pilares que contribuyan a la simplificación y eviten solapamientos”, ha añadido. A esto ha sumado otra cuestión clave como “la priorización de las mujeres con carácter general en las intervenciones que les sean de aplicación”, algo que a su juicio “debe contemplarse de forma explícita”.

También ha subrayado la necesidad de que se tenga en cuenta la figura, muy presente en Andalucía, del agricultor pluriactivo, que es aquel que no tiene en la agraria su actividad fundamental pero sí es un importante complemento de su renta. Estos agricultores “son un elemento vertebrador del territorio que contribuye al mantenimiento del tejido productivo de nuestros pueblos y nuestro medio rural”, ha recordado.

Presupuesto fuerte 
Sánchez Haro ha reiterado que “la PAC necesita un presupuesto fuerte para el cumplimiento de sus objetivos”, por lo que corresponde al Estado “defender la conservación de la partida presupuestaria asignada”. En este sentido, ha insistido en que el Gobierno cuenta con el respaldo de la Junta para hacer frente a la propuesta inicial de la Comisión Europea de reducir más de un 15% el presuesto para la política agraria.

“Solo con financiación suficiente, la PAC contribuirá de forma considerable a los desafíos emergentes como el medio ambiente, el cambio climático, la soberanía alimentaria y la calidad de vida”, un punto de vista que ya se defendió la semana pasada en Estrasburgo en el acto de constitución de la Coalición Europea de Regiones Agrarias. En esta alianza, Andalucía se ha unido a otras diez regiones de gran peso agrario de España, Alemania, Francia, Italia y Polonia.

“Desde esta Coalición reclamamos que se nos permita diseñar políticas realmente sencillas y adaptadas a las necesidades de sus territorios y población rurales”, ha recordado el consejero. En esta línea, ha repetido que “la mayor ambición ambiental, socioeconómica y tecnológica no se puede plantear recortando un presupuesto que debe ser para la población rural, en general, y los agricultores y ganaderos en particular”.

Martes, 9 Octubre, 2018